sábado, 13 de junio de 2015

La cachimba: También conocidas como 'hookah', 'shisha' o 'narguile', estos dispositivos cada vez más comunes en Europa son originarios de India, donde se documenta su uso ya en el siglo XV, y progresivamente se fue extendiendo su uso por todo el Imperio Otomano, principalmente en la actual Turquía. Actualmente se estima que hay alrededor de 100 millones de usuarios diarios.Funciona como una pipa de agua pero suele incorporar una serie de tubos y boquillas y, aunque no se parece en nada a un cigarrillo, generalmente suele utilizarse para fumar tabaco de distintos sabores. Las sesiones suelen durar entre 20 y 80 minutos, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los usuarios pueden inhalar tanto humo como los fumadores que consumen 100 cigarrillos.vieron en un estudio que los niveles de nicotina en la orina de los fumadores habituales de cachimbas eran equivalentes a los niveles de la gente que fuma 10 cigarrillos al día, más que suficiente para provocar una adicción.Por lo tanto puede llegar a ser igual de adictiva al tabaco ya mencionado antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario